La naturaleza de Disney

Una historia inimaginable, es la que encarna el cortometraje de hoy. Ferdinando el toro, cuenta la historia de un pequeño toro que residía en España y que al contrario de sus compañeros, le gustaba el aroma de las flores y estar descansando todo el rato. Todos los demás corrían y saltaban, además de pegarse golpes entre ellos. Él tenía su rincón favorito bajo un árbol donde descansaba y admiraba los amaneceres.

Sin embargo, un día delante de una serie de persona que venían a ver a los toros para elegir cuál iría a la corrida de toros. Ferdinando tuvo la mala suerte de sentarse encima de una flor donde reposaba una pequeña abeja.  Al ocurrir esto, Ferdinando corrió con todas sus fuerzas, rompiendo muros y derribando a todos sus compañeros. Esto hizo que los hombres, cogieran al pobre toro y se lo llevaran a Madrid. El día de la corrida, todos los presentes, parecían nerviosos por la gran faena que prometía el toro. Sin embargo, al abrirse las puertas Ferdinando corrió como un loco sí, pero no para voltear al torero, sino para oler las flores que éste tenían en sus puños.

Ante esto, los presentes empezaron a protestar por las hazañas que no había hecho el toro. El final de este cuento de Disney que ganó el Oscar como mejor corto de animación en 1838, se resume en la retirada del toro a su antiguo árbol que se encontraba en su pasto con sus compañeros toros, mientras seguía oliendo las flores y disfrutando de la naturaleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: