Experimentando cada día de su vida

En esta entrada me remito a la información que he encontrado en ‘Taringa’ que resume a la perfección la labor del creador en cuestión.

Norman McLaren se dedicó profundamente a la experimentación con películas cinematográficas. Sin embargo, debido a la época en la que vivió, 1914-1987, la duración de las proyecciones era bastante corta. Este escocés nació en Stirling, Escocia. Estudió diseño en la escuela de arte de Glasgow, donde comenzó a experimentar con el cine y la animación. Rápidamente se dio cuenta de la importancia del séptimo arte como medio de expresión y comenzó a innovar y a animar sin cámara pintando directamente sobre negativos, o raspando la emulsión de la película.

Su carrera cinematográfica comenzó en 1934 y ya, al año siguiente, dos de sus films ganaron premios en el Scottisch Amateur Film Festival. Uno de los miembros del jurado llamado John Grierson quedó muy impresionado con su talento y le ofreció un trabajo en la general Post Office Film Unit en Londres. McLaren trabajó como camarógrafo en 1936 durante la guerra civil española lo cual le ocasionó una impresión tan nefasta que, cuando se dio cuenta que la Segunda Guerra Mundial era inminente, decidió emigrar a los Estados Unidos y desde 1941 se incorporó al National Film Board de Canadá.

Sus primeros films realizados en Montreal, “V for Victory”, “Five for five”, “Dollar Dance” y “Keep your mouth shut”, tocan el tema de la guerra. Sin embargo, estas producciones no lo alejaron de su constante experimentación del tiempo y de las formas en el cine de animación a la cual ocupaba gran parte de sus días.

Nunca dejó de investigar, y dedicó una parte importante a la música. Ésta, está presente en el cortometraje que he dedicado hoy. Norman MacLaren recibió más de doscientos premios internacionales. En 1952 ganó el Oscar con “Neighbours” y “Blinkity Blank” recibió la Palme d´Or en Cannes 1955, fue honorado en cientos de países, participó como jurado en una variedad de eventos y festivales de cine.

Se han hecho muchas retrospectivas de sus películas, se han escrito artículos y se han publicado numerosos textos sobre su obra, porque aunque han pasado años desde su muerte, McLaren sigue y seguirá vigente, porque fue el maestro y fuente de inspiración de varias generaciones de artistas y animadores de todo el mundo: A través de Unesco, participó también en China y en la India en proyectos de educación audiovisual.

Miles de personas de diversas nacionalidades consideran su nombre como sinónimo del National Film Board of Canada y de hecho, dos años después de su muerte el edificio central del NFB fue honorado con el nombre de Edificio Norman McLaren.

Norman, fue un avanzado para su época ya que con muy pocos recursos nos ha dejado para la posteridad un conjunto de videos que resumen las dificultades que poseían por aquel entonces, además, de apreciar las facilidades que tenemos hoy en día. Algunos de sus otros videos, los podéis encontrar en este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: